Inicio Idioma Achí

Idioma Achí

RIQUEZA IDIOMÁTICA EN SALAMÁ.

El Idioma es el medio de comunicación del ser humano, para estar en interrelación con los demás. En nuestro municipio, la comunicación, se hace presente en primera instancia por medio del IDIOMA ESPAÑOL, le sigue la interculturalidad mediante el uso cotidiano del Idioma Q´eqchi´ hablado por personas que provenientes del municipio de Purulhá o de Alta Verapaz, se han establecido a lo largo de los años, en diversos puntos geográficos del área urbana del municipio.

Siguiendo con la descripción de la riqueza idiomática, es relevante que Salamá ha cobijado en sus tierras a personas provenientes de Cubulco, como lo es el caso de la Aldea San Vicente, en donde residen familias que hablan una de las variantes del Idioma Achí, con influencia del idioma Quiché. De acuerdo a aportes de la Academia de Lenguas Mayas, se le reconoce únicamente como una de las Variantes del idioma Achí, sin embargo suele ser llamado como Kub´ul Achí, que significa: Achí de Cubulco, pero no está reconocido oficialmente.

Por otra parte, el idioma Achí que se habla en las Aldeas El Tempisque, Paso Ancho, El Trapiche de Agua, Santa Inés Chivac, Bella Vista, Las Limas, entre otras comunidades, presenta una serie de diferencias en algunas expresiones, lo que hace que no sea un idioma achí como se habla en los municipios cercanos.
Un dato importante, es que en la juventud y la niñez, actualmente, no se fomenta la práctica cotidiana del idioma maya, por lo que se corre el riesgo que en generaciones futuras, ya no se le de valor cultural al mismo.
Lo curioso de las variantes del idioma achí, es que entre un contexto y otro, cambia de significado ciertas palabras o expresiones. Por ejemplo:

En Trapiche de Agua se dice:
Chenlaa: cuando se saluda en cualquier hora del día a personas mayores , no entre jóvenes, mientras que para el Achí oficial, se saluda de forma distinta hacia una señora o un señor.
Aay: saludo a una mujer mayor
Taa´, cuando se saluda a un hombre mayor.

Entre muchas expresiones más.
Carmen Otilia Chún