FRANCISCO LAINFIESTA
APUNTAMIENTOS PARA LA HISTORIA DE GUATEMALA
MIS MEMORIAS

Al sur del parque central de Salamá, se localiza la Plazuela Lainfiesta, hay un pequeño parque, un busto y una placa de bronce al pie de éste que dice:

El pueblo de Baja Verapaz
A la memoria de su ilustre hijo
y
Benemérito de Centro América
Francisco Lainfiesta
1837 Agosto 18 1937

Pero… que sabemos de este personaje?

FRANSICO LAINFIESTA TORRES (1837 – 1912)
Existen en nuestro medio dos documentos: Apuntamientos para la Historia de Guatemala y Mis Memorias, editadas por la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala y la Academia de Geografía e Historia en el año 1975 y 1980, respectivamente.

Estas importantes obras autobiográficas dan testimonio de la vida y logros de este importante ciudadano, la primera, ésta tiene carácter político y público; mientras que la segunda, es de carácter más íntimo y sincero pues lo dedicó a sus hijos sin pensar en hacerlas públicas.

A finales del siglo XVIII se establece en la región de Verapaz (aún no se había formado los departamentos de Alta y Baja Verapaz), un comerciante de origen español, específicamente en Rabinal, era don Francisco de Infiesto, quién tomando en cuenta que la clase indígena era abrumadora, se vio en la necesidad de fonetizar su apellido, quedando como Lainfiesta.

El 23 de septiembre de 1837 nace en Salamá Francisco Lainfiesta, hijo de don Francisco de Infiesto y de doña Eulogia Torres, mestiza originaria de Salamá; el padre, hombre trabajador autodidacta y comerciante, mientras que la madre poseía un carácter fuerte e incansable afán para el trabajo.

Hasta la edad de los 7 años Francisco permaneció en su natal Salamá viviendo su infancia con intensidad. Su madre fue la encargada de proporcionarle la cartilla de San Juan donde comenzó a conocer y pronunciar sus primeras letras, ingresando a la escuela privada por un maestro talabartero, quien se había dado a la enseñanza en la localidad.
Posteriormente se trasladó a Guatemala donde continúa sus estudios en la escuela privada de don Andrés Pineda quién lo forma hasta los catorce años de edad, cuando recibe el grado de Bachiller en Filosofía.

Durante sus dos años de estudiante en la Academia, sirvió como meritorio una escribanía en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia, pero además resulta retratista, grabador de metal, dibujante y marmolista.

Contando con 21 años de edad (1858) deja su mesa de escribiente, atraído por las perspectivas que al parecer abren el comercio y la agricultura y trabaja para la firma Larrondo poseedora de ingenios y haciendas. En el mes de noviembre de 1860 se casa, la novia se llama Luz Marure Saravia hija del historiador Alejandro Marure y doña Tadea Saravia de Marure.
El 11 de junio de 1862 nace su primogénito lo que le obliga a cerrar la tienda que había establecido como medio de trabajo, acepta el empleo de tenedor de libros de la firma Larrondo & Samayoa.

Corre el año 1865 y don Francisco Lainfiesta recibe el título de Notario Público lo que le permite ejercer una profesión de más rango social y mejores perspectivas económicas.
En el año 1871 cuando triunfa la revolución encabezada por Miguel García Granados, Lainfiesta ferviente partidario de la misma, se lanza a propagar las ideas liberales y reformistas, para lo cual se improvisa como periodista, siendo fundador-propietario y director del Diario de Centro América. Ejerció el notariado con éxito, era tenedor de libros de la Compañía de Aguardientes, pero creyó también en que debía gastar energías en la revolución, pues consideraba que el triunfo de las armas debería ser abrillantado por los intelectuales.

Lainfiesta sale para los Estados Unidos de América en 1872, con el encargo de hacer grabar los billetes de papel moneda que pondría en circulación el Banco Nacional de Guatemala. También llevaba el encargo de contratar profesores para mejorar los sistemas educativos, fue así como contrató al ilustre maestro cubado José María Izaguirre quién fundó la Escuela Normal de Guatemala.
En su permanencia dentro de la política, fue diputado durante el período comprendido desde 1873 hasta 1883 y varias veces presidente de la Asamblea nacional, y designado a la presidencia de la república en 1881.

Durante su primer viaje a los Estados Unidos de América, compró una imprenta que entró en funcionamiento en 1875, ya había estableció su tipografía denominada El Progreso, donde se editaba el periódico del mismo nombre. El 16 de julio de 1883 ocupó nuevamente la Secretaría de Fomento, y el 4 de agosto presentó a Justo Rufino Barrios, para su firma, el decreto que iniciaba la construcción del ferrocarril del Norte.

Como uno de los ministros del gabinete de Barrios, le tocó firmar el 1885 el decreto de la Unión Centroamericana. También le fue encargada la redacción del proyecto de convenio y presentó quince “bases preliminares para la Unión de Centro América”.
Desempeñó diversos cargos diplomáticos en Estados Unidos de América y Centro América en el periodo de 1887 a 1990.
Fue designado como representante de Guatemala en el Tercer Congreso Centroamericano, en San Salvador, encargándose de la secretaría del Congreso, firmándose un pacto que entraría en vigor el 15 de septiembre de 1890, que tenía por objeto reconstruir la república de Centroamérica, oficialmente s ele dio el título de Benemérito de la patria.
Su inquietud cívica y su voluntad de servicio lo llevo a postular su candidatura a la presidencia de la república en 1891, sin embargo, se dieron intrigas que decían que tenía apoyo oficial, cosa que no le agradó y declinó dicha candidatura.

Durante los gobiernos del general José María Reyna Barrios y Lic. Manuel Estrada Cabrera, decepcionado de la política, se retira voluntariamente.
El jueves 20 de junio de 1912, fallece en la ciudad de Guatemala el Licenciado Francisco Lainfiesta, ilustre “hijo de Salamá y Benemérito de Centro América”

 

Bibliografía:
Lainfiesta, Francisco
Apuntamientos para la Historia de Guatemala.
Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala.
Editorial “José de Pineda Ibarra”
Ministerio de Educación.
1975.

Lainfiesta, Francisco
Mis Memorias
Academia de Geografía e Historia de Guatemala.
Editorial Serviprensa Centroamericana.
1980.

Recopilación: Daniel Augusto Escalante Herrera, Salamá, B. V. 2018.