En un documento del Archivo General de Centro América (Ministerio de Agricultura año 1934-1935 Legajo 58) se encontró diversa información de 1934, dentro de la cual se consigna, que en el lugar conocido como “Rincón Grande” había una fábrica de ladrillos, lugar donde se compró material para la reparación del puente “Las Palmas”, que estaba ubicado entre Salamá y San Miguel Chicaj. En “La Estancia” había una fábrica de tejas y el transporte utilizado para movilizar el producto era a través de carretas de bueyes. Se menciona además, la construcción del tramo carretero de El Rancho hacia Salamá. Otros de los trabajos de infra estructura que se ejecutaron, para articular a Salamá con otros lugares fueron: carretera hacia Rabinal, Purulhá, El Rancho y Cobán. En 1935 se menciona la reparación del puente San Clemente que conectaba Salamá con El Rancho. También estaban en proceso de construcción los tramos hacia Cachil y La Cumbre (AGCA Ministerio de Agricultura año 1934-1935 Legajo 58). Por otra parte, en 1935 ya existía una empresa que brindaba el servicio de energía eléctrica en el municipio, la que tenía el nombre de “Empresa Eléctrica García & Co.” Salamá, Baja Verapaz, la cual estaba dentro de la propiedad de los dueños de comerciales la Esperanza y Farmacia Cruz roja de los García, Familia pudiente en ese tiempo en Salamá. El costo del servicio era de un quetzal mensual (AGCA Ministerio de Agricultura año 1934-1935 Legajo 58). En 1940 el acuerdo de 5 de octubre dispuso, que la Gerencia de la Empresa Eléctrica Municipal quedara adscrita a la Municipalidad y el reglamento se aprobó cinco años después. Otro aspecto importante del mismo año, es la construcción del parque de Salamá, en los meses de marzo a julio el que llevaba el nombre de “Parque Barrios”, obra en la que se invirtieron aproximadamente trescientos sesenta y cinco quetzales con cuarenta centavos. Al respecto Francis Gall (1979) apunta que el parque se construyó por acuerdo gubernativo de 5 de abril de 1921 y tenía el nombre de “La Unión”. El gobierno del General Jorge Ubico en 1937, dio la autorización a la Municipalidad de Salamá para que de los fondos recaudados por concepto de ornato, se adjudicara la cantidad de cuarenta y dos quetzales para la compra de una escultura con la efigie del licenciado Francisco Lainfiestá (fecha que coincide con el año de nacimiento del homenajeado) y fuera colocada en una calle que llevara su nombre. El mismo año la imagen fue instalada en el lugar que se conoce como Plazuela Lainfiesta, así como también, el mismo año se le dio el nombre del insigne salamateco a la 5a. avenida del barrio El Centro.

Cuenta que el General Jorge Ubico llegaba todos los años a Salamá, lo cual lo confirma la Revista Militar (1937) en la que se relata uno de los viajes a dicho municipio. Las condiciones de la ciudad en 1937 no eran de bonanza económica, sino de precariedad y únicamente tenía una carretera de terracería como vía de comunicación. Por ello la construcción primera de un parque que tuviera comodidad y que recibiera a la gente que venía a Salamá por negocios o por descanso.

Después del terremoto, demuestran que en 1976 en los barrios periféricos todavía se acostumbraba la construcción de viviendas, en medio de pequeñas parcelas destinadas al cultivo de maíz y árboles frutales. Por otra parte, menciona también que después del terremoto el barrio La Hacienda de la Virgen y el asentamiento El Calvario (este último formado después del terremoto en curso), eran áreas en las que vivía gente desplazada del campo y el casco urbano llamado el centro tenía cierta exclusividad, pues residían en este propietarios de fincas, comerciantes, profesionales y empleados públicos. En lo que se refiere a los barrios, el más poblado era El Centro. Probablemente, el movimiento telúrico dio lugar a la construcción de nuevas lotificaciones en el barrio La Hacienda de la Virgen. Después el más nuevo de todos la Estancia.

El parque de Salamá es y ha sido el lugar adecuado para los negocios y reuniones ya que tiene Monumentos para cada evento antes se hacían caminatas desde Escuela Federal celebrando Dia de la Marimba, de la Madre, Tecun Uman, Inauguraciones Etc, antes también habían canchas de Básquet Bol dentro de la Guardería Infantil, donde es ahora Banrural, y también había un lugar llamado los Cajones donde vendían su mercancía las personas llamadas Marchantes que venían de otros lugares a vender artículos que no se conseguían en nuestra Salamá. Además de la espera de la Famosa Cobanerita transporte que venía de Rabinal pasaba por Salamá, hacia Guatemala. También de las diferentes charlas de amigos de esa época sobre aspectos que tenía nuestra sociedad. Ha tenido una trasformación que data antes y después del terremoto, se contaba también frente al antiguo Kiosko un Mapa en relieve de Salamá, para después transformar el parque en algo natural y con su concha acústica que ahora sirve para eventos de trascendencia en nuestro pueblo. Luce sus mejores galas con cascadas que refrescan a estudiantes y visitantes y sobre todo tener frente a él la Iglesia antigua de nuestra Salamá.

Gracias a la colaboración de don Luis García

La famosa calle de los cocales, lo que es hoy la calle que va al centro y viceversa, recuerdos de nuestra bella Salamá, y su calle de ingreso empedrada lastimosamente por el modernismo se asfalto.