Para conocer Salamá necesitas conocer su historia, y gran parte de ella se cuenta en la parroquia de san mateo apóstol, su construcción inicio en el año 1552 es una joya de la arquitectura colonial que se conserva en plenas funciones y para deleite de viajeros extranjeros y locales es una muestra de la arquitectura española del siglo XVII, tiene un espacio interior de nave artesonada y cúpula de mampostería con frescos de más de 400 años de antigüedad, los retablos son de estilo barroco tallados en madera, laminados en oro que integran 18 k, la parroquia de San mateo posee un pulpito con una técnica de retablos que se considera única en Latinoamérica, solamente se le asemeja un pulpito de una iglesia de Perú, se encuentra ubicado en el parque central de Salamá, te será fácil llegar pues no se puede ocultar tan bella obra de arte que adorna el centro de Salamá.