Puentes

Historia de los puentes de Salamá.

Los puentes En sus primeros tiempos, los habitantes del pueblo no requerían un paso expedito al norte del río, pues las relaciones económicas y administrativas eran hacia el sur: Rabinal y Guatemala. Sin embargo, era el paso necesario hacia la cabecera del corregimiento, la ciudad de Santo Domingo Cobán. Se sabe que hubo un puente antiguo, del período hispánico, pero la primera referencia localizada fue de 1845. En la Gaceta Oficial se publicó: Ayer se estrenó un puente de madera colocado en el río Grande que divide esta ciudad. Sobre los bastiones antiguos que casi estaban destruidos había unas malas vigas que hacían el paso muy peligroso: el señor Francisco Lainfiesta, alcalde 1º, animado de los mejores sentimientos por la seguridad y ornato de la población, se propuso renovarlo desde el mes de marzo, lográndolo en términos que ha quedado muy hermoso, cómodo y seguro, poniéndosele también barandas de madera a los lados, y pasamanos de calicanto a las entradas. Tiene seis cuartas de ancho, y de largo sesenta y cuatro varas. El costo de la obra se hizo por medio de una suscripción entre los vecinos, proporcionada a su comodidad y desinterés (Gaceta Oficial, 11 de julio de 1845, página 47). Para celebrar el acontecimiento, se realizó la bendición católica, luego hubo festejos con música de banda militar y quema de pólvora. También hubo un informe oficial (B116.1, legajo 2405, expediente 50316). El uso del puente ya era indispensable, pero parece haber sufrido daños. Por ello, se hizo necesaria su reparación. En 1865, el corregidor hizo consulta al gobierno central para pedir fondos en todos los pueblos de Verapaz para reconstruir el puente (AGCA B, legajo 28599, expediente 120, folio 1). Otras intervenciones ocurrieron en 1874, año que se ha considerado como la construcción del puente pero que obedece, probablemente, a la instalación de la cubierta (Fernández, 2004: 22; entrevista a Francisco Guzmán Valdés, 22 de octubre de 2014). Otras obras de recuperación se realizaron en 1887, durante la presidencia de Manuel Lisandro Barillas (Reyes, 2002; 2013). En 1920 se renovó el techo, cuando el puente ya era conocido como La Libertad (Diario de Centro América, 19 de septiembre de 1920, página 1). En 1943 se inauguró el parque La Libertad, en el extremo sur del puente, como ingreso a la ciudad (El Liberal Progresista, 10 de noviembre de 1943, página 3, Tercera Sección). Otro remozamiento del puente se realizó en 1991 (inscripción en el ingreso). Con el incremento del tráfico vehicular, el puente fue insuficiente, además de que su estructura no estaba calculada para esos volúmenes, por lo que, en el decenio de 1950 se inició la construcción de otro, diseñado para automotores. Se finalizó en 1952 (Ramos, 2013, entrevista a Francisco Guzmán Valdés, 22 de octubre de 2014). Para el control sobre este nuevo puente, se construyó una garita, entre 1978 y 1984 (entrevista a Francisco Guzmán Valdés, 22 de octubre de 2014).

 

 

En cuanto a los puentes vehiculares existen 8 en el área urbana y 1 peatonal.
Los puentes tienen capacidad de carga de 10 toneladas, la mayoría fueron construidos en el siglo pasado, estos son de un carril a excepción del puente blanco y puente la Estancia que se encuentran ubicados en la entrada de la Ciudad.

En cuanto a los puentes vehiculares existen 12 en el área rural. Los puentes tienen capacidad de carga de 10 toneladas, la mayoría fueron construidos en el siglo pasado, a excepción de los puentes Chilasco y Los Limones que recientemente se construyeron, para disminuir la carga vehicular en el área urbana de transporte pesado de productos agrícolas y forestales.

 

 Fuente: Revista Tradiciones de Guatemala, Centro de Estudios Folklóricos, Universidad San Carlos de Guatemala.