La Guerra de los Totopostes

La segunda fase de la guerra del Totoposte fue en efecto la última guerra que libró Guatemala contra otro Estado. En 1902 los presidentes de Nicaragua, Honduras y El Salvador acordaron reunirse en Nicaragua  con el propósito de discutir sobre la fundación de la "República Mayor de Centroamérica", asesorados por el gobierno del general Porfirio Díaz de México, quien miraba con preocupación lo que el presidente Teodoro Roosevelt había hecho con Colombia, al apoyar la independencia de la provincia colombiana de Panamá para construir el canal interoceánico. El presidente de Guatemala, Manuel Estrada Cabrera se opuso a esta iniciativa, puesto que ya estaba negociando

Los tres países motivados por intereses político-estratégicos determinaron la inconveniencia de que Estrada Cabrera continuara en el poder e intentaron aprovechar el descontento de los guatemaltecos por la forma particular de ejercer el poder por parte del presidente, caracterizado por el terror, la intriga y la desinformación. Muchos guatemaltecos, entre civiles y militares, desafectos al régimen de Estrada Cabrera habían emigrado a los países vecinos; entre los exiliados se encontraba el general Manuel Lisandro Barillas Bercián, expresidente de Guatemala.

En enero de 1903, El Salvador organizó una invasión compuesta en gran parte por emigrantes y proveyó personal al General Barillas, quien se encontraba en México. Por su parte, Estrada Cabrera movilizó en tres días a cuarenta mil hombres hacia la frontera con El Salvador y a quince mil a la frontera con México lo que contuvo la invasión salvadoreña. Este éxito estratégico se debió a que desde 1900, Estrada Cabrera había militarizado la educación secundaria y había instituido clases de táctica y ordenanza; además el servicio militar era obligatorio y el ejército tenía experiencia en combate por las campañas derivadas de los combates del general Justo Rufino Barrios entre 1871 y 1885.

La escalada de la crisis duró ochenta y cuatro días, y al final Estrada Cabrera impuso condiciones a los invasores que ordenaban indemnizar al Estado de Guatemala. Se le llamó "guerra del totoposte" porque el abastecimiento de las tropas era una masa de maíz seco llamada así: Totoposte, y hubo escasez del grano por la guerra.

En mayo de 1906 vuelve a darse otro intento de invasión, producido por el descontento contra Estrada Cabrera en los países de la región y rivalidades entre liberales y conservadores. El Presidente de El Salvador era el General Tomás Regalado. Nuevamente Guatemala decretó un estado de Guerra. El Salvador logró llegar hasta Asunción Mita, Jutiapa y por México, Manuel Lisandro Barillas capturó Ayutla y Ocós. Guatemala obligó a los invasores a replegarse, el Comandante en jefe de la campaña fue el General de División Manuel Maximiliano Aguilar Santa María. Luego de casi dos meses de hostilidades, finalizó el conflicto gracias al armisticio firmado a bordo del barco de guerra estadounidense "Marblehead", luego de que las fuerzas guatemaltecas mataran al general Regalado, quien completamente borracho había ingresado al territorio guatemalteco.