Aproximadamente en el año 1920 se empieza a conocer el barrio las piedrecitas, dado que todo sector y la calle principal en esa época tenían muchas piedras pequeñas de color blancas. La calle principal conocida como paso las yeguas, eral la única vía de acceso para todas las personas que bajaban del area sur a comercializar sus productos y se transportaban por medio de mulas para llegar a la ciudad.

La primera capilla del barrio se localizaba en un terreno municipal, esta era una galera hecha de horcones y lodo, que servía como lugar de descanso para todos los que pasaban por el lugar.
En 1953 se trasladó la capilla para donde se encuentra actualmente fue construida de adobe y su traslado se debió a las dos construcciones de la nueva carretera conocida hoy como calle asfaltada y principal del barrio. En lugar área la capilla fue donada por el señor Esteban Álvarez.
En 1994 y 1995 fue construido el nuevo templo. Hecho esta vez de block que fue donado por Mancilla López; el piso y portón fue por colaboración de los vecinos del barrio y de las aldeas cercanas a este.

En estas fechas. Dada la necesidad de que el barrio empezó a poblarse mas fue necesario ampliar el terreno para la construcción. Para lo cual el sr. Santiago Álvarez dono 2 metros y luego se tuvo la necesidad de comprar 3×5 metros más, con el fin de hacer aun mas grande la capilla.
En estas fechas no se contaban con catequistas ni rezadoras por no que se necesitaba que vinieran de otros barrios o aldeas cercanas algunas personas que participaban eran.
Mereció Raymundo aldea la laguna
Jesús Pérez la estancia
Paula de Pérez alcantarilla
Elísea Rodríguez alcantarilla
Aquilina flores alcantarilla

En el año 1976 empezaron a participar. María Hernández y Francisca López. Actualmente se cuenta con catequistas y rezadoras propiamente del barrio.
Desde 1920 se contaban con cofradías del niño de la virgen conformadas por mayordomos. Actualmente lo organizan la familia che morales; así como el tradicional baile de los mazates, organizados ´por los señores Balvino Álvarez, Juan Picón y Rafael Espinoza.
Esta tradición ha pasado de generación a generación y se celebra el 3 de mayo en honor a la santa cruz

En 1920 la actividad económica de los vecinos del barrio era agricultura y artesanía como comales, jarros sartenes ollas tinajas cantaros teja ladrillos y adobes.

Actualmente se trabaja en la agricultura aunque con menos personas que lo ejerzan y artesanías mencionaremos a algunas de las personas que trabajan con artesanías. Manuela Picón, Adela Hernández. Paula Adquí. Alejandro Adquí y Decidora Hernández.

En este mismo año. No se contaba con agua potable por lo que las personas del barrio se abastecían en la quebrada llamada “oro tapa” en el lugar llamado “la picuda” llamada así por una piedra filosa que y “moshpin”. El agua se acarreaba en cantaros y tinajas.

En 1972 los vecinos se unieron con el fin de proporcionar agua potable al barrio por lo que fue necesario traer el agua desde “la presa” en la misma quebrada del orotapa y se hizo el alcantarillado y por ese medio fue como el agua pudo llegar a los hogares de las personas.
Aunque existieron dificultades económicas, por lo que no todas las personas pudieron hacer que el agua llegara a sus casas y para estas personas se dejo un chorro en la capilla con el fin de abastecer a las personas.

Actualmente se cuenta con agua potable de la presa las Anonas, desde el año 1986 y de la municipalidad de Salamá en el año 1990 se logro el proyecto de energía eléctrica.
En 2012 actualmente el barrio a crecido con el paso de los años y cada vez más personas que se acercan gracias a que se encuentra a 1.5 kilómetros de la ciudad. Por lo que es un lugar de poco ruido Se cuenta con drenajes, agua potable, electricidad y además se ha buscado otras formas de desarrollo económicos como. Un centro de internet, tiendas, de productos básicos, talleres etc.

Cada vez más el barrio se convierte en una alternativa de crecimiento para muchos de los vecino que lo habitan