Hablar del barrio Hacienda de la Virgen, es hablar de uno de los barrios más populosos que tiene el municipio de Salamá, cabecera del departamento de Baja Verapaz.

Hace muchos años, el barrio en mención ocupaba los llanos que eran propiedad de la hacienda municipal, conocida como hacienda de la virgen, de allí deriva el origen de su nombre, y su límite se encontraba señalado por un cerco de piedra, tan común es aquellos tiempos, a la altura de lo que hoy es el restaurante la casona.

Fue el inicio de la construcción de la escuela Tipo Federación José Clemente Chavarría en el año 1953 y la inauguración de la misma el 17 de septiembre de 1954 cuando fungía en el puesto de alcalde municipal el recordado escritor don Juan Fernández Valdés, cuando inicia las labores de lo que hoy conocemos como el barrio Hacienda de la Virgen.

Vale mencionar que por aquellos tiempos no existía todavía la carretera que hoy día comunica con la capital de la república y el municipio de San Jerónimo.

La única entidad pública que existía en el barrio en aquellos tiempos, era el campamento de caminos cuyas instalaciones eran un rancho y una galera donde se distribuía el combustible de los camiones SIPA (camiones de volteo cuyas cabinas carecían de portezuela). Dichos camiones eran piloteados por don Arturo Guillermo y otro piloto cuyo nombre desconocemos.

La hacienda municipal fue ocupada por arrendamiento durante mucho tiempo por el señor Romeo Bendfelth Ericastilla, cabe destacar que la misma contaba con regadillos bañados desde la altura de la aldea San Juan por el rio Salamá, cuyo caudal se aprovechaba para el cultivo de maíz, frijol y pastizales servían para la labor ganadera para proveer productos lácteos para el hospital del pueblo.

Entre las primeras casas que existieron en el barrio, podemos mencionar, la del coronel Isidro de los Santos y de don Samuel Girón, que en la actualidad menciona también a doña Bartola Guzmán y don Caralamio- como otros de los habitantes del barrio, sin embargo antes de que fuese construida la escuela, ya existía un campo de futbol en donde le libraban las grandes batallas futbolísticas del equipo Verapaz del Sur, representativo del futbol de Baja Verapaz y equipos invitados.

Cabe destacar que las instalaciones de los llanos del barrio, se utilizaban los días domingos por la mañana para la instrucción de prácticas militares para los reservistas del ejército nacional cuya comandancia se encontraba en el centro de la ciudad.

Sirven también dichos campos, para las jornadas de paseos dominicales por parte de las familias salamatecas, costumbre que con el tiempo fue perdiéndose y que en la actualidad casi ya no existe.

En el año de 1958 la corporación de aquel entonces y cuyo alcalde fue don José Pedro Fernández Guillermo, empieza a dar en usufructo a salamatecos que no contaban con vivienda, siendo el primer ciudadano que utilizo dicho beneficio al señor Alfredo Reyes cuya vivienda la construye en el lado poniente que colinda con lo que hoy conocemos como la casona, lotes de 20 x 20 metro lineales.

De igual forma dicha en corporación para beneficiar a la niñez que se educan en la Escuela Tipo Federación, crea una propia red de agua potable para la escuela traída de los recordados y muy mencionados tanques de la barranca, el resto de los habitantes obtenían el vital liquido por medio de pozos artesanales.

En la década de los sesenta, se construye por iniciativa de doña Etil Graciela de Herrera el hogar del niño convaleciente, para ser exactos dicha construcción se realiza entre los años 1967-1968. Que posteriormente albergo el centro de bienestar social y en la actualidad el centro EDECRIBV.

En la década de los años setenta, viendo el auge de las construcciones y la gran cantidad de familias del barrio, la corporación municipal realiza el proyecto de introducción de agua potable con el que se beneficia enormemente a todos los vecinos. Recordando el servicio del hospitalito, recordamos que el mismo servía para atender a niños convalecientes con problemas de desnutrición en el hospital nacional.

En la actualidad podemos mencionar las construcciones más modernas, la Casa del Deportista, el Hospital de Ojos y Oídos, la Iglesia Católica del barrio. Tanto el auge del barrio, que cuenta con su propia feria patronal, y las instalaciones deportivas donde muchas jóvenes vienen a fomentar las actividades deportivas.

Cuentan además que antes de la construcción de la Escuela Tipo Federación había una cancha de Beisbol y una pequeña pista de avión donde aterrizaban pequeñas maquinas como helicópteros y aviones, se cuenta que los primeros habitantes del barrio fueron:

  • Bartola Guzmán
  • Tranquilina Leonardo
  • Caralampio Leonardo
  • Sinforoso Rodriguez
  • Manuel Cornel
  • Lencho Hernández
  • Isidro de los Santos.

Las colindancias son al Norte con Finca Bate, Aldea la Paz, Al sur con Barrio Santa Elena, El Barrio la estancia, Al oriente con caserío el Estoraque, Aldea San Juan, Al poniente con el Barrio San José. Su población es es un 95% de gente ladina y un 5% Indígena.

Sistema Vial: El Barrio es atravesado por la cinta asfáltica que conduce al centro de la ciudad y la mayoría de sus callejones cuentan con adoquín o concreto la distancia que hay al centro es de 400 a 500 Mts Aproximados y a pie en 7 o 10 minutos.

Cuentan con COCODE del barrio así como el del comité católico de la Virgen del Rosario.