Llamada de ese nombre por allá por 1935 la calle principal que venía de Cobán o viceversa, eran una calle no más, había cercos de lado a lado y llevaba hacia la aldea Cachil y alguna que otra finca cuna de gente trabajadora y algunos mestizos morenos que venían de trabajar en los campos de zafra de San jerónimo para vivir en ese lugar después en esa época paso a llamarse Barrio san José y se le dio ese nombre tan peculiar porque ahí vivía Don Eusebio Guzmán quien era el único carpintero de esa época junto al salvadoreño Justo Pastor Gómez quien fue el escultor en madera de la Imagen de San José patrono del mismo barrio y que aún se le hace la novena que data de más de 80 años rezos en la famosa casa donde vivía don Eusebio Guzmán, quien fue un maestro en la ebanistería enseñando el oficio a personas conocidas de esa época como don Sebastián López, y don Lico Prera, Domingo Leonardo. Sus hijas y nietas son las que viven actualmente es esa casa Doña María Josefa Guzmán y Ericka Hortensia Valdés, Tuli Valdés. Quienes han seguido la tradición de rezar la novena a San José en la casa del carpintero cuna de uno de los oficios más antiguos del Mundo. Según nos cuenta su hija doña María Josefa antes eran terrenos baldíos y cañales en ese barrio y muchos aprendieron ese sagrado oficio y que a pesar de los tiempos modernos aún guarda esa casa vestigios de lo que fue en el barrio san José la gran labor del señor Eusebio Guzmán.

19 de marzo, San José
Es celebrado en la cofradía del Niño de San José, de la cual es patrono. Varias actividades se llevan a cabo para tal día, siempre de índole religioso.

19 de marzo, barrio San José en honor a San José
El barrio San José es de los más antiguos de la ciudad de Salamá, se empezó a formar hacia 1890. Según la tradición oral, varios de sus habitantes se dedicaban a la carpintería, entre ellos Eusebio Guzmán, Tino López, Sebastián Santos, Manuel Meza y Cipriano Milán, razón por la cual dieron por llamar al barrio, San José, en honor al padre terrenal de Jesucristo, patrono de dicho oficio. En información proporcionada por el señor Salvador Guzmán, se sabe que existió una capilla en la cual se daba albergue a los visitantes y comerciantes procedentes de Purulhá, Tactic, Cobán y otras comunidades, que llegaban a Salamá para comprar ollas y comales elaborados en el barrio Santa Elena. Se cuenta que en un primer momento en una de las paredes exteriores de la casa de la señora Francisca Gómez de Meza se colocó en un nicho con vidrio, una pequeña imagen de San José, la cual en el decenio de 1960 ya no existía.

Eusebio Guzmán donó el primer cuadro con la imagen de San José, con el cual dieron inicio las festividades patronales del barrio. Posteriormente Tino de los Santos donó una imagen tallada del santo, era de una sola pieza y llevaba al Niño Jesús en sus brazos. En cierta oportunidad fue robada, sin embargo fue pronto recuperada en la ciudad capital. A finales del decenio de 1950 se adquirió otra escultura, esta vez de bastidor, con su respectivo niño. El 23 de mayo de 2002, las dos imágenes del santo fueron robadas y hasta el momento no han sido recuperadas.

Una persona que no quiso proporcionar su identidad, refirió que hasta hace poco tiempo dentro del marco de las festividades patronales, se elegía a reinas de belleza, ostentando los títulos de Señorita Deportes, Señorita Simpatía, Señorita San José, Niña Deportes, Niña Elegancia, Niña Simpatía y Miss Chiquitita (Anónimo, 2015). Las actividades religiosas inician con las celebraciones de misas durante el novenario, el cual se realiza del 11 al 19 de marzo. El 18 por la noche sale la procesión con una de las imágenes del santo patrono, recorriendo las principales calles y avenidas del barrio. El 19, que es el día más importante, da inicio a las cuatro de la mañana con la alborada en honor a San José. La capilla es frecuentemente visitada. En 2015 se contó con la participación de una marimba procedente de la aldea El Tempisque, quienes ejecutaron sones. Por la tarde se lleva a cabo una solemne misa y luego nuevamente sale la procesión recorriendo prácticamente todo el barrio. Una de las personas que colabora activamente desde hace varios años en las festividades del barrio San José, proporcionó datos que completan lo anterior: Se realiza el novenario, dando inicio el 11 de marzo y se culmina el 19. El 19 se comienza el novenario a las cinco de la tarde, de cinco a seis dura.

La santa misa va hacer a las siete de la noche, para luego terminar a las ocho. Luego vamos a salir con la procesión de San José recorriendo parte de las principales calles del barrio y luego al culminar la procesión hay juegos pirotécnicos y luego se culmina con todas las actividades.  Una marimba sencilla procedente de la aldea El Tempisque amenizó en 2015 las celebraciones patronales del barrio San José, interpretando sones y piezas de autores nacionales y temas del repertorio mundial. “Los buscamos porque acá en el barrio nos gustan muchos los sones”, comentó un entrevistado.