Existen en nuestra comunidad una serie de personajes que en una labor efectiva como callada construyeron las bases de los actuales deportistas al mantener en vigencia la práctica del mismo, en este caso el Basquetbol, un deporte que ha mantenido una línea de acción bastante alta, a raíz de la labor callada de personas que dedicaron sus recursos y su tiempo a las generaciones que crecían en aquella época de los años 1970’s en adelante, forjando niños que ahora se constituyen en estrellas de este deporte. En esta ocasión presentamos a Luis David Sierra Leal, entrenador del basquetbol categoría Mini en los años 70’s y 80’s.

Una pareja matrimonial que durante muchos años estuvieron motivando y entrenando a niños en el deporte del Basquetbol, manteniendo un grupo que con el tiempo llegó a dar magníficos frutos para la superación de este deporte.

“En primer lugar quiero agradecer esta oportunidad que se nos brinda para poder dirigirnos al pueblo de Salamá, en especial a aquellas personas que tuvimos la oportunidad de enseñarles un poquito de lo que es la disciplina del Basquetbol y algunos otros deportes”.
“En los aspectos de vida soy un cobanero, me vine a Salamá en el año 1965, posteriormente formé mi familia aquí en Salamá con la Profesora Susana López de Sierra”.
“Mis padres: Luis Sierra mi padre que en paz descanse y María Leal de Sierra mi madre, tengo cuatro hermanos en Cobán”.
“En mi matrimonio procreamos tres hijos los cuales ya son profesionales, dándole gracias a Dios de que me haya dado esa gran bendición, mis hijos son buenos muchachos muy correctos quienes también tiene su familia formada”.

La profesora Susana López cuenta que su madrecita ya fallecida fue Doña Juanita Valdéz quién estuvo casada con Don Elías López quién también ya descansa en paz, y los lleva siempre en el corazón.

En la experiencia laboral de Luis David Sierra Leal tuvo la oportunidad de laborar en la Municipalidad de Salamá durante 9 años específicamente en la Tesorería Municipal, donde tuve de compañeros a Víctor Antonio Chavarría muy apreciado por mí, él era mi jefe, con Cesar Reyes, Ana Maritza Mendoza, otros compañeros como Miriam Escobar de Gómez, que en paz descance Olga Gómez que fue un tiempo mi jefa, Don Augusto Hernández, Don Manuel Fernández trabajaban en la municipalidad en ese tiempo, los alcaldes que estuvieron en el tiempo que yo trabajé allí el Profesor Hugo Arnoldo Conde Prera, Jorque Daniel Quiroa Gómez, Don Romeo Bendfeldt, Don Virgilio Alvarado de los que logro acordarme.

Como indico fueron nueve años de laborar en la municipalidad, posteriormente laboré en Salud Pública, en el Centro de Salud específicamente como Inspector de Saneamiento Ambiental laborando 20 años allí, con ese tiempo de servicio se jubiló y desde entonces se dedica a un pequeño negocio que posee.

Aparte de lo que es el trabajo normal también ha desempeñado voluntariados en el caso del Tribunal Supremo Electoral donde ha sido Presidente de la Junta Electoral Municipal en varias oportunidades, laborando allí con compañeros como Lisseth Quiroa Gómez, Hermenegildo Rivera, Eduardo Peláez de los que recuerdo en este momento y que hemos sido integrantes de la Junta Electoral Municipal en varias oportunidades que se han realizado elecciones, de la cual me siento muy honrado ya que esos cargos se los dan a personas honorables que saben que no se pertenece a ningún partido político y. siempre se ha tratado de desempeñar las labores lo más honestamente posible.

La Profesora Susana López laboró en la Escuela Tipo Federación “José Clemente Chavarría” por muchos años de donde recuerda al Profesor Ottoniel Fernández, Profesor Danilo González, Profesora Clemencia Guillermo.

La idea de entrenar la categoría de mini baloncesto surgió con fuerza en el momento de que se empiezan a organizar los campeonatos nacionales de la categoría por parte de la escuela de Educación Física de la ciudad capital, de donde La Escuela de Educación Física envió a la Dirección de la Escuela Tipo Federación “Jose Clemente Chavarría” una convocatoria para formar selecciones en la comunidad, de donde el Director en su momento el Profesor Otoniel Fernández avalado por el claustro de profesores de dicho establecimiento le dieron la oportunidad a Luis David Sierra de entrenar a los niños para conformar dichas selecciones, en realidad Luis David ya entrenaba un grupo de niños de la edad requerida porque sus hijos estaban en ese grupo y él se preocupaba de que jugaran bien, y si recordamos él ya había entrenado a las selecciones femeninas de la categoría “Mayor Especial” clasificación que tenía la Federación Nacional de Basquetbol.

En esa ocasión Educación Física proporcionaba ayuda en relación a Uniformes y balones para la práctica del deporte, lo demás quedaba en mano de los entrenadores para enseñarle a los niños a hacer un pase, a rebotar, a moverse dentro de la cancha, etc.

Todo esto sucedía en el año 1976 – 1977. Inicialmente La Profesora Susana López trabajo con una promoción antes, que se recuerda entre sus integrantes a Alma Bol de la Cruz, Emely Samayoa Guillermo, escapándose el nombre de el resto de integrantes de este grupo, en esa época la Profesora Susana López le tocó llevar a este equipo a un campeonato a la ciudad Capital desempeñando un papel decoroso en el torneo; posteriormente le tocó al Luis David Sierra tomar la batuta de estas selecciones, laborando en forma conjunta alrededor de 9 años, se sacó una cantidad de atletas que poco a poco se fueron formando.

Primordialmente era enseñarles los fundamentos básicos de la práctica del deporte del Basquetbol y generarles la experiencia de participaciones en estadios llenos, y en otras comunidades. Adicional a los fundamentos se les instruía en las maneras de comportamiento en los diferentes ambientes en donde se desenvolvieran.

El método utilizado era iniciar por lo básico del deporte, rebotes, pases, desplazamientos etc. Cuando los chicos ya tenían cierto dominio sobre estas prácticas se procuraba irles corrigiendo algunos malos hábitos que tenían en su comportamiento. Una de las tareas más complicadas era el visualizar a cada niño en el puesto en que se podían desenvolverse.
Entre las anécdotas acaecidas en esta experiencia podemos recordar se tuvo la oportunidad de llevar a los niños a Quetzaltenango, a Retalhuleu, a La Antigua Guatemala, a Chiquimula, a Zacapa, a Cobán, a la ciudad Capital, Escuintla, fueron varios los departamentos que se visitaron.

Al primer campeonato que se asistió fue en la ciudad de Cobán en donde Harol Gularte en una de las jugadas saltó con un contrincante pero cayeron mal de tal manera que Harol Gularte cayó sentado sobre la cabeza del contrincante y todavía se giró, lógicamente el niño pegó un grito y todos los asistentes rieron por los chusco de la jugada porque la consideraron graciosa, aunque después vino inmediatamente la reflexión de la posibilidad de que el niño se hubiese golpeado, pero gracias a Dios no pasó de ser un momento chusco.

En otra oportunidad en la ciudad de Retalhuleu en el siguiente campeonato se estaba peleando un partido muy importante contra Escuintla se iba perdiendo por un punto y faltaban pocos segundos para que finalizara el encuentro, recuerda que estaban ejerciendo presión para que los chicos empataran y lograran ganar el partido, faltando pocos segundos y Harol Gularte conducía el balón, no era un buen tirador porque su función básica era ser defensa, el tirador eficiente era Franklin Haroldo Arriola que cariñosamente le llamaban “El Sapo Arriola”, cuando vimos que Harol Gularte llevaba el balón e iba a tirar todas las niñas que estaban haciendo la porra que eran las integrantes de la selección de Salamá, dijeron ¡Harol no tirés!, ¡Harol no tirés! Y él queda viéndolas y realiza el lanzamiento en ese momento suena la chicharra de fin de tiempo pero en su recorrido el balón entró y fue contado como buena la anotación ganando el encuentro, causando que los gritos de angustia se convirtieran en gritos de alegría; algo inolvidable por las emociones generadas y que quedan grabadas en la memoria; y así como ésa hay muchas anécdotas que siguen en nuestra mente.

En Zacapa recordamos a otro de los grandes jugadores en su época, que integró dicha selección fue Ronaldo Milián que fue declarado en el campeonato realizado en aquella ciudad como el “Niño Preferido” del campeonato, se recuerda que le dieron como premio un “Pants” como regalo por los dirigentes locales, ya que se observó en él el carisma que poseía, dado que lo conocieron todas las delegaciones y todos lo acogían con una buena actitud, por su parte los entrenadores de todas las delegaciones le demostraron mucho cariño. Así como eso hubo muchas situaciones que nos traen buenos recuerdos. También hubieron recuerdos tristes como el caso de un campeonato en Antigua Guatemala se enfermaron la mayor parte de las niñas y esa fue la causa de que no fueran campeonas, en ese tiempo iba Ersa España era una gran jugadora, pero no se le pudo respaldar por el resto del equipo debido a las afecciones bronquiales que les afectaron; y todos los gastos de medicación salió de nuestros bolsillos porque la organización no contemplaba esta situación, todas esas situaciones no nos afectaban porque siempre hicimos las cosas con amor, con cariño a los integrantes, al municipio, al deporte, siempre con deseos de trabajar con deseos de darle a estos niños.

Hubo personas que trabajaron mucho en ese grupo por ejemplo Profa. Onelia Peláez, Leonel Chavarría.
Entre los jugadores que se recuerdan Otoniel Fernández Hijo, Harol Gularte, Ronaldo Milián, Aroldo Arriola, Edy Meléndez (un gran jugador que siempre ayudaba a sacar los partidos en forma ganadora, con su característica de buen encestador), entre las niñas estaban Silvia Lorena Ayala, Auri Rivera, Marlen Barrientos, Rosario Alfaro, Ersa España, Alma Bol de la Cruz, Rosy “Chichi” Barrientos.

SUSANA LOPEZ