15 de enero, barrió El Calvario, en honor al Señor de Esquipulas

Este barrio debe su nombre al templo de El Calvario, el cual se ubica en su jurisdicción. Dicho recinto es el segundo escenario en importancia dentro de las celebraciones religiosas católicas de la ciudad de Salamá. Su construcción iniciada a principios del siglo XIX, finalizó en 1899. Cada 15 de enero los vecinos del barrio celebran a su santo patrono, el Cristo de Esquipulas. Se cree que la imagen que preside el altar mayor del templo, fue elaborada por Quirio Cataño, el mismo escultor que realizó la del Cristo crucificado, que se venera en la basílica de Esquipulas, en el departamento de Chiquimula. En la iglesia también se venera otra imagen del Señor de Esquipulas, la que fue donada por Joaquín Reyes y familia (Información proporcionada el 14 de enero de 2015). Las actividades se inician con el rezo del novenario, que tienen lugar del 7 al 15 de enero, en horas de la tarde. En el perímetro que rodea al recinto religioso, se instalan ventas de comida, entre ellas: pizza, tacos, churrascos y algunos dulces. Una procesión con la imagen del Señor de Esquipulas sale del templo para recorrer algunas calles del barrio. Por la noche del día 15, se oficia una misa y al final se queman juegos pirotécnicos. Llama la atención la cantidad de personas que acuden a las celebraciones patronales del barrio, entre mestizos e indígenas, pertenecientes a todos los estratos sociales. Personas de avanzada edad caminan alegremente las más de 100 gradas de ascenso hacia el templo El Calvario, todo es algarabía en la primera de las ferias de los barrios salamatecos.

15 de enero, Señor de Esquipulas
La devoción al Cristo Negro de Esquipulas, es una de las más grandes a nivel nacional, y de la cual se ha escrito tanto. En Salamá, se tiene la devoción en varios hogares de realizar rezos y novenas. En información proporcionada por el profesor Salvador Guzmán, se sabe que los vecinos del barrio Las Piedrecitas, festejan al Señor de Esquipulas, contando desde enero de 2001 con una imagen de tal advocación, donada por Alejandro Soto. También en la capilla del barrio Hacienda la Virgen, se llevan a cabo novenas en honor al Señor de Esquipulas (Yat, 2015).

11 de febrero, Nuestra Señora de Lourdes
En la iglesia parroquial de Salamá, en uno de los altares se encuentra la Virgen de Lourdes, cuya festividad es el 11 de febrero. Nadie sabe desde cuándo se le venera, gozando de especial devoción por el grupo de Devotas de María. También se tienen noticias que, en el sector conocido como El Guyacán, cercano al límite entre Salamá y en el municipio de San Miguel Chicaj, una familia realiza un novenario en honor a esta advocación mariana

Febrero, Cuaresma
Como en el resto del mundo cristiano, la población salamateca inicia la Cuaresma con una solemne misa en donde, el párroco les impone a los fieles sobre la frente una cruz de ceniza. En la noche del Miércoles de Ceniza, sale la primera de las procesiones que durante el tiempo cuaresmal recorrerá los barrios de Salamá. Hasta antes del terremoto del 4 de febrero de 1976, las procesiones de Cuaresma y Semana Santa salían del Calvario rumbo a la iglesia parroquial. Sin embargo, luego de la catástrofe y debido a los daños que sufrieron ambas iglesias, y con el fi n de llevar apoyo espiritual al pueblo salamateco, las autoridades religiosas de la época decidieron llevar las procesiones a los distintos barrios de la ciudad (Cruz, 2015). El recorrido que realizan las procesiones durante el período cuaresmal en Salamá es el siguiente, indicando que todos los miércoles salen del templo parroquial rumbo a las capillas de los barrios, para retornar a la parroquia el viernes.
• Miércoles de Ceniza-Hacienda La Virgen
• Segunda semana de Cuaresma-San José
• Tercera semana-Agua Caliente
• Cuarta Semana-Alcantarilla
• Cuarto sábado de Cuaresma-Las Piedrecitas (extraordinaria)
• Quinta semana-Santa Elena
• Semana de Dolores-El Calvario

19 de marzo, San José
Es celebrado en la cofradía del Niño de San José, de la cual es patrono. Varias actividades se llevan a cabo para tal día, siempre de índole religioso.

19 de marzo, barrio San José en honor a San José
El barrio San José es de los más antiguos de la ciudad de Salamá, se empezó a formar hacia 1890. Según la tradición oral, varios de sus habitantes se dedicaban a la carpintería, entre ellos Eusebio Guzmán, Tino López, Sebastián Santos, Manuel Meza y Cipriano Milán, razón por la cual dieron por llamar al barrio, San José, en honor al padre terrenal de Jesucristo, patrono de dicho oficio. En información proporcionada por el señor Salvador Guzmán, se sabe que existió una capilla en la cual se daba albergue a los visitantes y comerciantes procedentes de Purulhá, Tactic, Cobán y otras comunidades, que llegaban a Salamá para comprar ollas y comales elaborados en el barrio Santa Elena. Se cuenta que en un primer momento en una de las paredes exteriores de la casa de la señora Francisca Gómez de Meza se colocó en un nicho con vidrio, una pequeña imagen de San José, la cual en el decenio de 1960 ya no existía. Eusebio Guzmán donó el primer cuadro con la imagen de San José, con el cual dieron inicio las festividades patronales del barrio. Posteriormente Tino de los Santos donó una imagen tallada del santo, era de una sola pieza y llevaba al Niño Jesús en sus brazos. En cierta oportunidad fue robada, sin embargo fue pronto recuperada en la ciudad capital. A finales del decenio de 1950 se adquirió otra escultura, esta vez de bastidor, con su respectivo niño. El 23 de mayo de 2002, las dos imágenes del santo fueron robadas y hasta el momento no han sido recuperadas.
Una persona que no quiso proporcionar su identidad, refirió que hasta hace poco tiempo dentro del marco de las festividades patronales, se elegía a reinas de belleza, ostentando los títulos de Señorita Deportes, Señorita Simpatía, Señorita San José, Niña Deportes, Niña Elegancia, Niña Simpatía y Miss Chiquitita (Anónimo, 2015). Las actividades religiosas inician con las celebraciones de misas durante el novenario, el cual se realiza del 11 al 19 de marzo. El 18 por la noche sale la procesión con una de las imágenes del santo patrono, recorriendo las principales calles y avenidas del barrio. El 19, que es el día más importante, da inicio a las cuatro de la mañana con la alborada en honor a San José. La capilla es frecuentemente visitada. En 2015 se contó con la participación de una marimba procedente de la aldea El Tempisque, quienes ejecutaron sones. Por la tarde se lleva a cabo una solemne misa y luego nuevamente sale la procesión recorriendo prácticamente todo el barrio. Una de las personas que colabora activamente desde hace varios años en las festividades del barrio San José, proporcionó datos que completan lo anterior: Se realiza el novenario, dando inicio el 11 de marzo y se culmina el 19. El 19 se comienza el novenario a las cinco de la tarde, de cinco a seis dura. La santa misa va hacer a las siete de la noche, para luego terminar a las ocho. Luego vamos a salir con la procesión de San José recorriendo parte de las principales calles del barrio y luego al culminar la procesión hay juegos pirotécnicos y luego se culmina con todas las actividades.  Una marimba sencilla procedente de la aldea El Tempisque amenizó en 2015 las celebraciones patronales del barrio San José, interpretando sones y piezas de autores nacionales y temas del repertorio mundial. “Los buscamos porque acá en el barrio nos gustan muchos los sones”, comentó un entrevistado

Marzo o abril, Semana Santa
La Semana Santa en Salamá inicia con la velación de la imagen de Jesús de las Palmas. De acuerdo al profesor Pedro Benjamín Ramos San José, la velación del Señor de las Palmas inició en el templo El Calvario en 1926. Posteriormente se hizo cargo de la actividad el señor Juan Molineros, trasladándola a su casa de habitación en la calle que conduce al Cementerio. Tiempo después la velada pasó a casa de Silvia Narciso, frente al gimnasio “Rubén Arriola”. Desde 1958 la velación se lleva a cabo el sábado anterior al Domingo de Ramos en la capilla del barrio San José.
Mayo: mes de la Virgen y de María Auxiliadora
Salamá, es una comunidad mariana por excelencia, prueba de ello es la presencia de varias advocaciones dedicadas a la Virgen María, tanto en el templo parroquial, como en algunas capillas de sus barrios. La Iglesia católica dedica todo el mes de mayo a la memoria de la Virgen María, en el caso de Salamá las actividades, entre ellas los rezos y novenarios para honrar a la madre de Cristo, corren a cargo del grupo Devotas de María, quienes honran a la Virgen de Lourdes; y las hermandades de Nuestra Señora de los Dolores y Siervos de Jesucristo, a María Auxiliadora.  En la iglesia parroquial también se procesiona a la Virgen el último domingo de mayo, para culminar con todas las actividades que se han llevado a cabo durante el mes.

24 de mayo, barrio Estancia en honor a María Auxiliadora
Es uno de los barrios más alejados de la ciudad de Salamá, celebrando su fi esta patronal el 24 de mayo en honor a María Auxiliadora.

Finales de mayo o principios de junio, Corpus Christi
Una de las celebraciones católicas más relevantes es la de Corpus Christi o Cuerpo de Cristo, cuyos orígenes se remontan al siglo XIII. La festividad del Corpus Christi conmemora la institución de la Eucaristía, en la cual de acuerdo a la tradición cristiana Cristo convirtió el pan y el vino, en su cuerpo y sangre; siendo su finalidad central proclamar la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento. El Corpus Christi se celebra el octavo jueves después del Jueves Santo, razón por la cual la festividad puede caer en mayo o junio.

13 de junio, San Antonio de Padua
San Antonio de Padua, es uno de los santos más famosos y venerados en todo el mundo, Salamá no es la excepción, por ejemplo en la capilla del barrio Hacienda La Virgen, se lleva a cabo un novenario en honor a dicho santo, el cual inicia el 4 de junio y finaliza el 14 del mismo mes.

13 de junio y 16 de julio, barrio Agua Caliente en honor a San Antonio de Padua y la Virgen del Carmen, respectivamente
Este barrio tiene por patronos a San Antonio de Padua y la Virgen del Carmen. Los días principales son el 13 de junio y el 16 de julio respectivamente. Principian ambas celebraciones con el rezo de una novena, misma que tiene lugar en horas de la tarde. Para el día de San Antonio, varias personas devotas, se encargan de elaborar tamales los cuales son distribuidos entre los rezadores, fi eles y visitantes, momentos previos al egreso del cortejo procesional. Bombas y cohetes anuncian que la procesión está por salir. Por lo regular las actividades que se realizan paras las festividades de San Antonio de Padua

28 de junio, San Judas Tadeo
Es una devoción de reciente aparición en Salamá, en varios hogares, las familias le realizan novenas, entre ellas la de doña Marta Molineros, quien para dicha ocasión elabora tamales y otras comidas especiales. La señora Molineros, donó a la capilla del barrio Hacienda La Virgen, un cuadro con la imagen de San Judas Tadeo, en donde se llevan a cabo un novenario y rezos en su honor.

30 de junio, Sagrado Corazón de Jesús
La devoción al Sagrado Corazón de Jesús cobró auge en el siglo XVII, con las visiones que tuvo Santa María Margarita de Alacoque, religiosa francesa de la orden de la Visitación, en las cuales aseguraba que Cristo se le apareció mostrándole su corazón, que tanto ha amado al ser humano, recibiendo a cambio ofensas. Cristo pidió a la religiosa que el viernes siguiente a la octava del Corpus Christi, le fuese dedicado para recordar su Sagrado Corazón. Santa Margarita María para lograr las confidencias que le había revelado Jesucristo, se apoyó en el sacerdote jesuita, San Claudio de la Colombiere; quien tras enterarse de lo que le comentó la religiosa, prontamente puso en marcha los deseos de Cristo. De la Colombiere, fue el primero en aceptar y consagrarse a la devoción del Sagrado Corazón de Jesús y uno de los principales propagadores de la nueva devoción Las celebraciones son coordinadas por ocho comerciantes del mercado, quienes realizan el novenario y tamales para repartir entre los asistentes. El 30 se lleva a cabo una misa presidida por alguno de los sacerdotes que atienden la iglesia parroquial de Salamá. Los fondos para llevar a cabo las festividades son obtenidos por ofrendas que los mismos inquilinos del mercado organizan. Para dar más realce a las actividades son contratados músicos que ejecutan tambor y chirimía.

También en el mercado del centro de la ciudad de Salamá se honra al Sagrado Corazón, el 30 de junio. Acá fue donde iniciaron las celebraciones a dicha advocación, sin embargo, luego de que el recinto fuera dañado por un incendio, varios de los comerciantes se trasladaron al nuevo mercado en las cercanías del Hospital Nacional. Con el traslado, el arruinado mercado se quedó sin una imagen, por lo que las celebraciones se llevaban a cabo con imágenes prestadas, hasta que la devota Ericka Morales, hizo donación de una escultura. Las actividades realizadas por el comité de vendedores, incluyen el rezo del novenario, una misa que se realiza a las cuatro de la tarde, música en marimba y religiosa. Antiguamente cuando vivía el señor Víctor Chiapas, se presentaba la danza de Moros, procedentes de Rabinal.  Uno de los negocios más conocidos en la ciudad de Salamá, es la funeraria El Sagrado Corazón de Jesús, la cual desde hace varios años es atendida por su propietaria, Ericka Idalia Morales Enríquez. La señora Morales es devota al Sagrado Corazón, ya que asegura que dicha advocación es patrón de los comerciantes. Cree fervientemente en la promesa que reza: “Donde sea expuesto será bendecido y Paz en las familias y empresas dará El Sagrado Corazón”. Al inicio solo contaba con una imagen del Sagrado Corazón, que le fue obsequiada, al pasar el tiempo fue creciendo el negocio y se tuvo la oportunidad de encomendar una imagen al taller de Noel Roca, en la colonia las Charcas, en la ciudad capital. La imagen es de fibra de vidrio y resina. Cuenta la señora Morales, que lleva años realizando las festividades en honor al Sagrado Corazón de Jesús en su negocio, en agradecimiento por haber sido sanada de un cáncer. Los fondos para llevar a cabo las actividades, son obtenidos en gran parte, gracias a las ganancias que obtiene de la funeraria.
Las actividades que se llevan a cabo para la celebración son:
• Alborada con coros.
• Rezo del rosario
• Se presentó el baile de los Viejitos
. Por primera vez la Asociación de Comerciantes traerá al Grupo de La Banda del Machete para finalización de la celebración este año 2017

16 de julio, Virgen del Carmen
En la iglesia parroquial de Salamá existe una imagen antigua de la Virgen del Carmen, la cual para su día es trasladada a un lugar cercano al altar mayor, donde recibe la veneración de los fieles. Dicha advocación mariana también es celebrada en la cofradía del Niño Dulce Nombre.

30 de julio, San Cristóbal
El escenario de las celebraciones en honor a San Cristóbal en Salamá, es la capilla conocida como de “caminos”, ubicada en el barrio Hacienda La Virgen. Las actividades inician a las cuatro de la mañana con una alborada, para proseguir a las diez de la mañana con misa, culminando a las seis de la tarde con el rezo del rosario.

4 de agosto, Santo Domingo de Guzmán
En la cofradía del Niño de la Virgen se le rinde especial veneración, sale al encuentro de la imagen del Niño Dios para su concentración; los días 3 y 4 de agosto, se lleva a cabo una celebración en donde al final se reparten tamales entre los asistentes.

15 de agosto, Virgen de la Asunción
El concejo pastoral de la comunidad de fe católica del barrio Alcantarilla, lleva a cabo cada 15 de agosto, una eucaristía con motivo de la festividad en honor a la Virgen de la Asunción, la cual se realiza a las siete de la noche en la capilla de la Inmaculada Concepción.

15 de septiembre, Virgen de Dolores
Una de las advocaciones marianas más conocidas, es la de Dolores, que tiene su origen en los siete dolores que la piedad popular atribuye que padeció la Virgen María. En 1667, la orden de los Servitas obtuvo la aprobación papal de celebrar los Siete Dolores de la Virgen. Durante el pontificado de Pío VII se incluyó en el calendario romano y se fijó como fecha de celebración el tercer domingo de septiembre. El Papa San Pío X, estableció el 15 del mismo mes la memoria de Nuestra Señora de los Dolores, que es la que prevalece en la actualidad (Sgarbossa & Giovannini, 1996: 322). En la iglesia parroquial de Salamá se llevan a cabo durante la primera quincena del mes de septiembre, meditaciones entorno a los dolores de la Virgen María. El domingo más cercano al 15 sale un cortejo procesional, recorriendo algunas calles y avenidas de la población. El día de la festividad se oficia una misa y se culmina a las siete de la noche con el rezo del rosario.

18 de agosto, barrio Santa Elena en honor a la emperatriz Santa Elena
Este barrio se ubica al suroriente de la ciudad de Salamá. Según algunos vecinos sus primeros pobladores fueron descendientes de los indígenas tlaxcaltecas que acompañaron a los conquistadores españoles en el siglo XVI. El lingüista Otto Stoll a inicios del decenio de 1880, recopiló en Salamá un vocabulario con varias palabras pertenecientes a un idioma de filiación náhuatl, al que llamó pipil, lo que vendría a confirmar lo que varias tradiciones orales del barrio afirman, en lo concerniente a los primigenios habitantes del lugar. Por mucho tiempo en el sector se criaban animales domésticos, los cuales deambulaban por las calles, entre ellos cerdos, razón por la cual se le dio el nombre al barrio de Chanchucuy. Las festividades propiamente en honor a Santa Elena dan inicio con la incrustación de un cuadro de dicha santa en una de las paredes de la capilla en 1940. La tradición oral refiere que fue por esa época en que Pablo Moya Guzmán y Pablo Conde redactan un memorial firmado por los vecinos, solicitando el cambio de nombre del barrio a la municipalidad. La propuesta fue aceptada y debido a que ya existía una capilla en donde se veneraba a Santa Elena, decidieron darle dicho nombre (Cruz, 2015). Por información proporcionada por el profesor Salvador Guzmán, se sabe que en 1930 se construyó una capilla de adobe, cinco años después el señor Lucas bajo palabra donó el terreno donde se ubicaba el recinto. Sin embargo, en 1938 la propiedad fue vendida a José Félix Ojeda, quien donó más terreno con el fi n de que la capilla fuera espaciosa. Los trabajos de mejoras en la capilla continuaron, fue elaborada con adobe cruzado y fachada de talpetate, terminada en 1966, siendo presidente del comité católico Alberto Salvatierra. Según la señora Juanita Moya, la imagen de Santa Elena fue donada al barrio por el párroco Félix Munárriz. La primera campana que tuvo la capilla fue donada por el presidente de la nación Miguel Ydígoras Fuentes; mientras que la segunda fue obsequio de la familia Cordón Moya. La capilla fue dañada seriamente por el terremoto del 4 de febrero de 1976, por lo que fue necesario construir una nueva. Marcelo Leonardo donó el terreno, contiguo a la capilla destruida. El 3 de febrero de 1980 se creó un comité para la construcción de la capilla, teniendo como presidente a Moisés Gómez, e integrado por Enrique Hernández, Juana Moya, Raquel Moya, Moisés Ramírez, Apolonio Pérez y José Domingo Jacinto. En la construcción participaron todos los vecinos del barrio (Cruz, 2015; Moya, 2015). En 2015, la procesión con la imagen de la santa patrona, salió el sábado 15 de agosto. En esa ocasión al fi lo de medio día se ofreció un almuerzo a las personas que asistieron a la misa en la capilla, el cual consistió de guisado de pollo y res. El almuerzo fue llevado al lugar por medio de una carreta halada por bueyes. Con repique de campanas y la quema de varias bombas, alrededor de las cuatro de la tarde salió de su capilla la procesión con la imagen de Santa Elena que recorrió su barrio pasando frente a la parroquia de San Mateo, para luego enfilarse a una casa del sector El Caracol, siempre en el mismo barrio, donde tuvo lugar su velación, en la cual hubo primeramente una misa y luego música de marimba. La procesión fue acompañada por fi eles del barrio así como por personas de otras partes de la ciudad, quienes entonaban cantos religiosos, muchos de ellos dedicados a la Virgen María. La procesión se detuvo frente a la parroquia por varios minutos en donde continuaron los cánticos. La procesión iba antecedida por personas que tocaban música de tamborón y flauta. Durante el recorrido, fi eles quemaron cohetes.

21 de septiembre, San Mateo Apóstol, patrono de Salamá
El apóstol San Mateo es el patrono de Salamá, la parroquia está puesta bajo su advocación y su festividad se ha celebrado desde épocas antiguas. En 1849, el viajero francés Arturo Morelet, pasó por Salamá con rumbo a la ciudad de Guatemala, y lo hizo precisamente en vísperas de los festejos patronales: “… la feria de San Mateo estaba próxima y esta solemnidad había traído a la ciudad gran afluencia de forasteros: todos tenían o esperaban huéspedes…” (Morelet, 1990: 284). Para esa época Salamá era cabecera del departamento de Verapaz, y al parecer debido a tal circunstancia la feria patronal convocaba a buen número de visitantes, por lo que el hospedaje era cosa difícil de conseguir, tal como le sucedió a Morelet, quien tuvo que alojarse en la casa del corregidor. En 1936, se inaugura la primera feria departamental de Baja Verapaz, teniendo como marco la tradicional festividad en honor a San Mateo, patrono de Salamá. Diversas actividades se llevaban a cabo, entre ellas, competencias deportivas, elección de reinas y transacciones comerciales.
El programa de actividades que se lleva a cabo para la festividad de San Mateo es:
•    Alborada y procesión del patrón San Mateo Apóstol.
•     Cortesías de San José (imagen de la cofradía del Niño de San José) a San Mateo, frente al templo parroquial.
•    Visita de San Miguel Arcángel, patrono del municipio de San Miguel Chicaj, las cortesías se llevaron a cabo frente al hospital, para luego dirigirse en procesión hacia la iglesia parroquial, en donde se efectuó una misa.

29 de septiembre, San Miguel Arcángel
En Salamá existe devoción al príncipe de los arcángeles en el templo El Calvario en donde la comunidad católica lleva a cabo el novenario de rezos en honor a dicho santo por las tardes. La señora Cristina Peláez refiere que antiguamente existió una cofradía en el sector Minerva, que tenía por patrón a San Miguel Arcángel, donde se le celebraba su día. La imagen fue robada y la actual es una donación de un vecino del lugar. Una pequeña procesión sale el 29 de septiembre del tempo El Calvario, recorriendo calles aledañas al recinto.

7 de octubre, Virgen del Rosario
De acuerdo con el cronista Antonio de Remesal, la devoción a la Virgen del Rosario en la región de Verapaz, se debe a fray Pedro de Angulo, quien era fi el devoto de la Virgen María: “Fundó en estas partes la cofradía del rosario”.  En Salamá la veneración a la Virgen del Rosario es fuerte, y al parecer bastante antigua, tal como lo atestigua uno de los magníficos retablos existentes en el templo parroquial. Las celebraciones en torno a dicha advocación mariana corren a cargo del grupo Devotas de María. El novenario en honor a la Virgen del Rosario inicia el 29 de septiembre, para finalizar el día de su festividad, 7 de octubre. El domingo más cercano a la festividad del Rosario, en horas de la tarde del templo parroquial sale una procesión infantil, recorriendo algunas calles y avenidas de la ciudad. El profesor Benjamín Ramos San José, narra que los novenarios en honor a la Virgen del Rosario, venerada en la iglesia parroquial de Salamá, se iniciaron durante el gobierno de Rafael Carrera; luego de que según la tradición oral, fue la virgen quien salvó a la población de las tropas de Francisco Morazán, cuando éste asediaba Salamá, a finales del decenio de 1820. Según se dice, Carrera pudo observar cómo desde lo alto del templo de San Mateo, una mujer joven y bella entregaba arsenales a los salamatecos. Tiempo después, ya siendo presidente Carrera indagó sobre la joven y de dónde había obtenido las armas, a lo que algunos combatientes salamatecos contestaron que ellos únicamente se habían puesto bajo la protección de la Virgen del Rosario que veneraban en su iglesia parroquial. El presidente al conocer el prodigio donó un anillo de oro y un fi no vestido a la imagen de la Virgen; tiempo después la joya fue robada por un sacristán, quien días después murió de forma misteriosa (Ramos San José, 2011: 19 y 20). Por años la familia Rizo, ha mantenido la costumbre de la ornamentación del altar de la Virgen del Rosario en el mes de octubre. Donald Sanabria comentó que antiguamente para las festividades del Rosario se realizaban elaborados y artísticos cortinajes.  La Virgen del Rosario, es patrona de la cofradía del Niño de la Virgen, por tal razón se le celebra el 6 y 7 de octubre, llevando a cabo varias actividades, entre ellas la elaboración de comidas, donde no faltan los tamales, que son repartidos entre los asistentes.

24 de octubre, San Rafael Arcángel
San Rafael Arcángel, es venerado como patrón de los hospitales, sin duda alguna por haber curado a su padre, que se encontraba ciego, es por ello que varios nosocomios en Guatemala llevan a cabo varias actividades en su honor el 24 de octubre, entre ellos Salamá. En el Hospital General de Salamá, se venera a la imagen del arcángel San Rafael, la cual es antigua, no se sabe quién la donó, antiguamente salía en procesión dentro del recinto, sin embargo, debido a daños en su estructura, se ha optado por únicamente realizarle su altar. Según una informante, la festividad lleva años de realizarse, ya que ella recuerda haber visto las que se llevaban a cabo en el antiguo hospital que fue dañado por el terremoto de 1976.  Las actividades inician el 16 de octubre, con la realización del novenario, el cual finaliza antes del mediodía del 24. También se lleva a cabo la elección de la Madrina del Hospital, con la participación de trabajadoras de la institución. A las cinco de la mañana del día 24 se realiza una serenata con música de mariachi, para posteriormente degustar un desayuno entre pacientes y personal del hospital. A las nueve de la mañana es oficiada la eucaristía. En algunos años los directores del nosocomio han donado el almuerzo que se ofrece a los trabajadores y a los convalecientes. A veces se da pastel, y piñatas para los más pequeños. En el desayuno se dan tamales, en ocasiones donados por la señora Juanita Moya.

1 y 2 de noviembre, día de Todos los Santos y Fieles Difuntos
La actividad central de esas dos celebraciones tiene lugar en el Cementerio General de la población, en donde se realiza la velada de la imagen del Cristo de las Misericordias, obra de Julio Dubois, y que es resguardada en la capilla de la necrópolis. Durante ambos días se realizan rezos; además se visita el cementerio, llevando flores, limpiando tumbas y degustando el fiambre.

27 de noviembre, barrio Las Piedrecitas en honor a la Virgen de la Medalla Milagrosa
La realización de la siguiente descripción fue posible gracias a documentos proporcionados por el profesor Salvador Guzmán, ya que no se logró contactar a las personas responsables de coordinar las actividades patronales del barrio Las Piedrecitas. Se sabe que la comunidad fue poblada a fi nales del siglo XIX por unas cuantas familias, entre ellas las de los esposos Agustín y Daria de Valdez; Marcelino Izaguirre, Gregorio Aldana, Lorenzo Méndez y María Luisa Leonardo Barahona. La primera capilla que existió en el barrio se construyó a fi nales del siglo XIX en un sitio donde se veneraba a la Santa Cruz. Posteriormente se construyó otra, esta vez de adobe y teja, en el lugar que ocupa actualmente, permaneciendo por más de 50 años en pie. El terreno fue donado en 1972 por Santiago Álvarez. Con el paso del tiempo fue necesario ampliar la capilla, por lo cual Santiago Álvarez donó otra parte vendiendo además la última fracción que quedaba. El 31 de julio de 1994 se hacen formales las escrituras ante el comité católico y vecinos.

Los trabajos de la actual capilla iniciaron en 1994, finalizando con la bendición de la misma por parte del obispo emérito de Los Altos, Oscar García Urízar, el 25 de enero de 1995. A la nueva capilla se le conoció con el nombre de templo católico de la Santa Cruz. En cuanto a la devoción a la Virgen de la Medalla Milagrosa, es de reciente origen. El 19 de enero de 1985, Carmen de Paz donó un cuadro de la Virgen de Candelaria, para celebrarla cada 2 de febrero. Doña Marta Molineros, reconocida por su religiosidad, hizo entrega a la capilla de una imagen de yeso de la Virgen de la Medalla Milagrosa, regalo de Rubén Darío Morales y Ana Victoria Valdés. La imagen que actualmente se venera fue donada por la familia Mancilla López el 11 de junio de 2002. El 6 de agosto de 1995 Eugenio Pérez Lucas donó el actual camarín de la capilla, mientras que los vidrios fueron obsequio de Glenda Barrios.
Último domingo de noviembre, festividad de Cristo Rey
Es una de las celebraciones más nuevas que se llevan a cabo en Salamá, ya que se empezó a realizar en 2013. En ese día sale en solemne cortejo procesional la imagen del Señor Sepultado, recorriendo las principales calles y avenidas de la ciudad. El evento es organizado por la Hermandad Siervos de Jesucristo.

8 de diciembre, Virgen de Concepción
En la iglesia parroquial de Salamá existe un altar dedicado a la Virgen de Concepción, así como una imagen con tal advocación. Para honrarla se llevan a cabo rezos y novenas.
8 de diciembre, barrio Alcantarilla en honor a la Virgen de Concepción
En 1962 se forma en el barrio Alcantarilla un comité religioso, con el fi n de erigir una capilla dedicada a la veneración de la Virgen de Concepción. La obra culminó el 18 de enero de 1970, mientras los vecinos conseguían una escultura de su patrona, el señor Margarito Valdés, prestó una que era de su propiedad. La actual imagen fue donada por el párroco Luis Estrada, quien la hizo traer de la ciudad de Guatemala, ingresando a su templo el 29 de noviembre de 1970. Desde esa ocasión se ha venido celebrando la festividad del barrio, iniciando las actividades con el rezo del novenario, oficiando una solemne misa el 8 de diciembre, y culminando en la noche con la quema de juegos artificiales. En algunas ocasiones se han presentado danzas tradicionales y música de marimba (Información recopilada por Benjamín Ramos San José y proporcionada por Cristóbal Reyes). De acuerdo a Mayck Pivaral, en antaño el 7 de diciembre por la tarde salía de su capilla la imagen de la Inmaculada Concepción y era llevada a la iglesia parroquial pasada la cohetería de las seis de la tarde. Le daban una vuelta alrededor del parque y regresaba a su barrio. El 8 se le ofrecía una serenata en la mañana, y durante el resto del día había música de marimba. En algunas ocasiones se presentó la danza “El Costeño”. La imagen era colocada en un sitial de honor frente al atrio de la capilla. Luego que la imagen principal sufrió una lesión, se optó por sacar en su lugar una escultura pequeña elaborada en mármol

12 de diciembre, Virgen de Guadalupe
En el barrio San José desde hace varios años se llevan a cabo actividades en honor a la Virgen de Guadalupe, dando inicio con el novenario de rezos, el cual finaliza el 12 de diciembre con una solemne misa. Personas entrevistadas en diciembre de 1978 por el periodista Fulvio Alirio Mejía, corresponsal del diario La Nación en Salamá, comentaron que durante los primeros decenios del siglo XX, jóvenes varones del barrio San José se vestían con trajes regionales para las festividades en honor a la Virgen de Guadalupe. Las niñas y señoritas que portaban trajes regionales recibían el nombre de “shigualas”, mientras que los niños y jóvenes “Juan Diego”. También se hacía un baile amenizado con música de marimba, premiando a la pareja que mejor bailara el son, al igual que a la más bonita shiguala. Los informantes manifestaron su sentir por el hecho de que ya no salía procesión de la Virgen de Guadalupe como se acostumbraba en épocas pasadas (La Nación Norte, 16 de diciembre de 1978, páginas 4 y 5). En la iglesia parroquial de Salamá, se conserva un cuadro de la Virgen de Guadalupe, el cual es visitado por los fieles el día de la festividad. Las actividades para ese día son organizadas por la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores.
16 de diciembre, inicio de la temporada navideña
Desde el 16 de diciembre la ciudad de Salamá y sus barrios son escenarios de las posadas. En el barrio San José recorren las principales calles y avenidas de la comunidad, marcando el inicio de la temporada navideña. En la iglesia parroquial se coloca el nacimiento, siendo la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores la encargada de realizarlo. En la mayoría de hogares católicos salamatecos se ponen nacimientos para recordar la venida de Cristo a la tierra. Los tamales, ponche y otras comidas que se degustan para la temporada navideña no pueden faltar.

Fuente: Revista tradiciones de Guatemala, Centro de Estudios Folklóricos, Universidad San Carlos de Guatemala.