La vida religiosa en Salamá gira entorno a tres ciclos importantes: Cuaresma y Semana Santa; la feria patronal y las festividades de fin de año, donde sobresalen las visitas de las imágenes del Niño Dios, pertenecientes a las tres cofradías existentes en la ciudad. Mención especial merecen las celebraciones patronales de los ocho barrios que integran la ciudad, las cuales se abordaran en otro tema. Para el culto religioso, los vecinos de la ciudad de Salamá cuentan con los siguientes recintos: templo parroquial, templo El Calvario; las capillas de los barrios Santa Elena, San José, Alcantarilla, Las Piedrecitas, Estancia, Hacienda La Virgen y la capilla de San Cristóbal, conocida como de “Caminos”. De igual forma los hogares, son otros espacios donde las personas se unen para determinadas ocasiones, por ejemplo, rezos en honor a determinados santos; novenas, acabo de años, rezos cuando una persona fallece, entre otros. A inicios de 2012, el obispo de Verapaz nombró a un segundo sacerdote quien ayudaría al párroco a cubrir las necesidades espirituales de una vasta parroquia que cubre más de 100 comunidades. Al respecto un diario presentó la siguiente noticia.

El obispo de las Verapaces, Rodolfo Valenzuela, anunció el fin de semana que el padre José Estuardo Can, de 30 años, fue nombrado oficialmente como segundo sacerdote del municipio. Desde hace ocho años el padre Francisco Rosales era el único encargado de la iglesia católica de la localidad. Can es originario de la cabecera, por lo que fue recibido con alegría y respeto por los fieles en el estadio Las Rosas. Valenzuela ofició la misa y a la vez bendijo el trabajo que ambos líderes cristianos deberán emprender juntos en la comunidad (Nuestro Diario, Región Verapaz, 1 de febrero de 2012, página 2).

En 2015 el padre José Can fue asignado a la capilla del barrio Hacienda La Virgen, misma que va en camino a constituirse en parroquia, algo que es visto con buenos ojos por parte de vecinos de la comunidad, ya que consideran que para un territorio tan amplio como Salamá, hacen falta parroquias y sacerdotes para atender a un pueblo que es un alto porcentaje católico. En Salamá existen varios grupos católicos, que tienen diversas responsabilidades, entre ellos se encuentra el de “Devotas de María”, quienes tienen a su cargo durante el mes de mayo realizar rezos en honor a la Virgen María, sacando una procesión el último domingo de mayo. Una de las medidas implementadas en la ciudad de Salamá, durante los últimos años, es trasladar a las capillas de los barrios algunos servicios litúrgicos, por ejemplo, las misas para los días de los santos patronos. Por lo regular las capillas de los barrios son pequeñas, y los días domingos o de fi estas importantes no se dan abasto, por lo que las personas que las dirigen se ven en la necesidad de acomodar sillas.

Fuente: Revista Tradiciones de Guatemala, Centro de Estudios Folklóricos, Universidad San Carlos de Guatemala.