Debido a su reducida población, Salamá contó con hospital hasta tiempo reciente. En 1892 se habían asignado fondos para su construcción. Sin embargo, no se inició la obra sino hasta 1910, cuando se inició la construcción de un edificio dedicado a la salud. El Hospital Departamental fue inaugurado en 1911 (Gall, 2000: 161). Se instaló fuera del centro de la ciudad, hacia la parte sur poniente, a la que se llegaba por la calle de salida hacia San Miguel Chicaj. Era una estructura de arquitectura tradicional. En 1939 se le añadió un pabellón, destinado para Asilo de tuberculosos en arquitectura tradicional: techo a dos aguas, cubierta de teja, pórtico con pies derechos y tres pilares de mampostería, ubicados uno, al centro del pórtico y los otros dos en los extremos.
En 1941 el Asilo fue convertido en residencia para médicos (Osorio, 2008: 28-32). Para 1968, la institución fue descrita así: “cuyo edificio es de lo más anticuado” (Ayala, 1968: 30-31). En 1975, el periodista Alirio Mejía tituló un artículo “Urge un nuevo hospital regional”, debido a la antigüedad de la obra, así como para las exigencias hospitalarias de ese momento. Mejía, recordó que la señora Herminia Chacón Herrera había donado 4 manzanas más al sur poniente, adyacentes a la carretera hacia San Miguel Chicaj que podrían usarse para un nuevo edificio (Mejía, 1975: 10-11). El predio donado por Chacón había sido utilizado, para edificar un Centro de Salud con sala de maternidad, inaugurado en 1965 (Mejía, 1968: 37), y para el consultorio de los afiliados al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Gall, 2000: 161).
El edificio era considerado “moderno y funcional edificio” en 1968 (Ayala, 1968: 30-31). El terremoto de 1976 destruyó el edificio de 1911. Para sustituirlo se levantó una estructura de madera con cubierta de lámina de asbesto, donde ahora se encuentran las clínicas de Fundación pro Bienestar del Minusválido, Fundabiem (Cfr. Arriola, 2009: 173). Luego, se levantó el Hospital actual, precisamente en el terreno de Chacón, junto al Centro de Salud y el IGSS, inaugurado en 1983 (dato proporcionado por Salvador Guzmán). El complejo es funcionalista y es de relevancia para la comunidad por los servicios que presta.

 Fuente: Revista Tradiciones de Guatemala, Centro de Estudios Folklóricos, Universidad San Carlos de Guatemala.